Jackpots progresivos

Si lo que quieres hacerte rico de un momento a otro jugando en el casino, entonces es indispensable que sepas qué son los jackpots progresivos. Una característica de algunas máquinas tragamonedas, muy tentadora y llamativa, que ha hecho más millonarios alrededor del planeta.

Los jackpots progresivos son, sin lugar a dudas, una de las mejores opciones de juego en un portal de apuestas. No obstante, si quieres aprovecharlos al máximo, es importante que los conozcas a fondo.

Diferencia entre Jackpot y Jackpot Progresivo

Ejemplos de tragaperras con jackpot son “Jackpot Party” y “Super Jackpot Party”. Consejos para jugar en jugartragamonedas.org

Muchos juegos de tragaperras incluyen una recompensa establecida (habilitada por el casino online en conjunto con el desarrollador), con la posibilidad de ganar una fuerte suma de dinero en una apuesta.

Estos premios incorporados por los desarrolladores en el momento de crear la tragamonedas son conocidos como jackpots y existen diferentes métodos para poder activarlos -que dependerán de condiciones determinadas para su obtención.

En este sentido, existen dos tipos de jackpots -que resultan los principales atractivos para hacernos jugar a una máquina en concreto e intentar ganar este premio mayor:

1. Jackpots Simples, preestablecidos por el juego y no hay manera de ganar un premio más alto que el que ya predeterminado previamente. Un ejemplo de juegos con jackpot son “Jackpot Party” y “Super Jackpot Party”.

2. Jackpots Progresivos, que son acumulativos y en cada tirada un porcentaje se va sumando al jackpot inicial (puedes ganarlo en cualquier momento y la cifra seguirá aumentando progresivamente, de ahí su nombre). Los títulos con jackpot progresivo más conocidos son “Crazy Vegas” y “Coyote Cash”.

Las máquinas que ofrecen un jackpot o un jackpot progresivo, se convierten automáticamente en el blanco de la gran mayoría de los jugadores; quienes buscan un gran premio con el menor índice de inversión.

¿Qué son los jackpots progresivos?

jackpot-progresivoLos jackpots, también conocidos como premios gordos y botes, son las mayores recompensas que puedes conseguir en algunos juegos de apuestas, incluidas las tragamonedas. La suma de estos premios es bastante alta y puede alcanzar varios miles de dólares, por lo que conseguirlos es una tarea realmente compleja.

Si estás jugando en una tragamonedas, para conseguir su jackpot deberás conseguir la combinación de símbolos más difícil. Por supuesto, puede que te tome un tiempo, pero la recompensa realmente vale la pena.

Los jackpots son muy interesantes. Sin embargo, cuando los comparas con un jackpot progresivo, son realmente irrisorios. Los jackpots progresivos se diferencian de los jackpots comunes por su gran magnitud. Mientras que un jackpot común y corriente puede alcanzar algunos miles de dólares, existen jackpots progresivos de varios millones de dólares.

No existe un patrón específico que defina a este tipo de juegos, pues dichas tragamonedas suelen ser de temáticas diversas, simplemente -como venimos observando- su característica principal es que ofrecen la posibilidad de ganar grandes premios. Y concretamente, en el caso de los jackpots progresivos, la diferencia es que puede incrementarse de forma ilimitada hasta que algún usuario logre ganarlo.

¿Qué ocurre cuando alguien logra la combinación ganadora?

Una vez que el jackpot progresivo es asignado a un ganador, este se reinicia de forma automática y comienza nuevamente a crecer con cada apuesta realizada por los usuarios. Esto significa que constantemente existe la posibilidad de ganar el premio mayor (el cual puede alcanzar grandes sumas).

El premio en este tipo de tragamonedas dependerá de la demanda de apuestas en las mismas: cuantos más jugadores apuestan, mayor será el valor del premio. Se trata de un tipo de juegos asociados a una red a la que puede acceder un gran número de jugadores, cosa que permite que el premio incremente su cifra rápidamente.

“Crazy Vegas” es una stragaperras con Jackpot Progresivo y en cada tirada un porcentaje se va sumando al jackpot inicial

Así la recompensa final no sólo depende de tus apuestas, sino que también es influenciada por las de otros usuarios. Significa que puedes ganar un premio que ha ido incrementándose durante tu sesión, por un gran número de usuarios que juegan simultáneamente.

Cabe indicar que, aunque los jackpots son un ‘plus’ para la mayoría de los aficionados a las máquinas de azar, el éxito potencial de victoria no depende de ningún factor más que la propia suerte.

Normalmente la activación de estos botes está ligada a la combinación de un número específico de símbolos. Dependiendo de la configuración de la máquina:

– En algunas tragaperras de 3 carriles sólo debes obtener el símbolo principal del juego en la línea de pago principal.

– Otros juegos de 5 carriles son un poco más complejos para crear estas combinaciones. Y en ocasiones deberás tener una combinación que abarque la totalidad del set del juego para poder acceder al premio.

Tipos de jackpots progresivos

No todos los jackpots progresivos de las tragamonedas son iguales, por lo que podemos clasificarlos en 3 categorías:

Jackpots progresivos individuales

En este grupo se pueden encontrar los jackpots que aumentan solamente con las apuestas que hagan los jugadores en una máquina individual. Este es uno de los tipos más comunes de jackpots que puedes encontrar en los casinos online. Los premios de los jackpots progresivos individuales usualmente alcanzan los $10.000.

Jackpots progresivos locales

Los jackpots progresivos locales son los que aumentan con las apuestas de los jugadores en un grupo de tragamonedas de un casino particular. Eso quiere decir que un portal de apuestas conecta a varias de sus tragamonedas a un solo jackpot progresivo. Los premios de esta categoría son considerablemente mayores, llegando a alcanzar el $1.000.000.

Jackpots progresivos en red

Por último, tenemos la clase de premios en tragamonedas que crea multimillonarios y llega a los titulares de las noticias.

Esta clase de jackpot progresivo aumenta con las apuestas que hacen los jugadores en un determinado juego a lo largo de una red de casinos.

En otras palabras, el premio mayor se incrementa siempre que una persona juegue, sin importar el casino en el que se encuentre.

Ya que el jackpot progresivo en red conecta a varios casinos online, ofrece el mayor premio de tragamonedas que puedes esperar. En muchos casos, estos jackpots superan los $10.000.000.

Para darte una idea de la magnitud de estos premios, en 2015 un jugador del Reino Unido logró hacerse del mayor jackpot pagado en la historia de las tragamonedas online.

Este afortunado apostador ganó $20.062.600 jugando en la tragamonedas Mega Moolah del desarrollador Microgaming.

¿Cómo ganar un jackpot progresivo?

Como puedes esperar, ganar uno de estos premios puede ser realmente complicado. Por lo general, para tener la oportunidad de ganar un jackpot progresivo deberás hacer la máxima apuesta disponible en la tragamonedas.

Eso significa que debes contar con un buen capital para invertir en el juego si es que quieres aspirar al mayor premio de todos.

Vale la pena mencionar que no siempre es necesario hacer la apuesta máxima. Por ejemplo, en la tragamonedas Mega Moolah, puedes ganar el jackpot con cualquier cantidad de apuesta.

No obstante, el juego está programado de tal manera que las posibilidades de ganar el premio mayor aumentan con la cantidad de la apuesta. Por lo tanto, es recomendable que hagas la apuesta máxima de todos modos.

Con esto en cuenta, todo lo que resta es que selecciones una tragamonedas, hagas girar los rieles y esperes a que la suerte te sonría. Antes de jugar, es buena idea que revises la descripción del juego para que sepas cómo se gana el jackpot progresivo.

3 juegos con jackpot progresivo

Si quieres tener la oportunidad de ganar un gran jackpot progresivo, es buena idea que empieces a jugar uno de los siguientes tres juegos:

Mega Moolah

Esta es una tragamonedas desarrollada por Microgaming que en la actualidad cuenta con un jackpot progresivo de $8.094.066. El juego en sí cuenta con 5 rieles y 25 líneas de pago, y se encuentra ambientado en la vida salvaje de África.

Este juego cuenta con 4 jackpots: Mini, Minor, Major y Mega, siendo este último el premio mayor.

mega-moolah

Para ganar el jackpot progresivo, solo tienes que jugar normalmente a la tragamonedas. En el juego base puede activarse de forma aleatoria una rueda de la fortuna donde podrás ganar uno de los 4 jackpots anteriores.

Como mencionamos anteriormente, las probabilidades de ganar el jackpot progresivo aumentan con el valor de tu apuesta.

Hall of Gods

Hall of Gods es un juego creado por NetEnt que posee 5 rieles, 20 líneas de pago y una temática de dioses de la antigüedad. Por lo tanto, en los rieles podrás encontrar personajes como Zeus, Odín y Thor.

En la actualidad, el jackpot progresivo de esta tragamonedas alcanza los €6.539.918. Para ganarlo, debes jugar con la máxima apuesta posible hasta que logres acceder al minijuego del “Martillo de Thor”.

hall-of-gods

Una vez allí, podrás golpear 3 escudos para revelar un premio. Si, tras golpear los escudos, logras conseguir 3 símbolos de jackpot, ¡ganas!

Jackpot Giant

Este es un juego desarrollado por Playtech que se ambienta en una isla de gigantes. Cabe mencionar que Jackpot Giant tiene 5 rieles y 50 líneas para jugar.

El jackpot progresivo de este juego llega a $3.456.298 y para ganarlo, debes conseguir 5 símbolos de comodín en el primer riel.

jackpot_giant